Las mejores posturas para dormir.

Aunque tendemos a subestimar la importancia del buen descanso, debemos ser conscientes de que nuestro cuerpo puede recuperarse y recuperarse durante diferentes ciclos de sueño.

 

El estrés, el uso técnico antes de acostarse o una buena cena son algunos de los factores que requieren intervención a la hora de conciliar el sueño, por eso te traemos algunas de las mejores posturas para ayudarte a conciliar el sueño y descansar.

  • Postura boca arriba: Es una posición neutral, esta es la posición ideal para evitar problemas de espalda, porque te permite enderezar la columna sin forzar y distribuir todo el peso de tu cuerpo de manera uniforme.
  • Postura fetal no es la postura más recomendada, es la postura que la mayoría de la gente usa al dormir. En este caso, la columna vertebral se doblará de forma poco natural. Si es muy obvio, puede causar dolor de espalda, y también puede causar dificultad para respirar y ejercer presión sobre el cuello.
  • Postura de lado: Es la postura más saludable. Dormir de costado puede evitar el dolor de cuello y espalda, reducir los ronquidos, mejorar la respiración y reducir el reflujo gastroesofágico.

Las posiciones que no son muy recomendables son:

 

  • No duerma con los brazos extendidos a los lados del cuerpo o cuando flexione el cuerpo, ya que se debe evitar que sobresalgan del borde de la cama para evitar comprimir los nervios de las extremidades superiores.
  • Al dormir boca abajo, obligamos a nuestros cuerpos a mantener una postura forzada durante varias horas seguidas. Debido a la rotación excesiva de la columna, se genera mucha presión en el cuello, lo que afecta a los músculos, articulaciones y nervios de diferentes niveles de la columna. Esta es una de las causas más comunes de dolor de espalda, porque en esta posición la columna permanece en una posición muy incómoda toda la noche.